En este post se hace ver la necesidad de trabajar de manera específica sobre el clima socio-afectivo del grupo como paso previo a la incorporación del Aprendizaje Cooperativo. Se propone un recorrido a través de diferentes juegos y dinámicas, orientadas de manera secuencial a generar el clima deseado. La disposición del grupo va evolucionando a medida que se trabaja desde esta perspectiva. El proceso se podría asemejar a un termómetro en el que el nivel de clima socioafectivo va cambiando.

¿Has querido introducir Aprendizaje cooperativo en tu aula y has sentido que el grupo no estaba preparado para ello? ¿Has puesto en marcha estructuras propias de esta metodología y los componentes de los grupos se han hecho reproches o comentarios inapropiados? ¿Se sienten que salen perdiendo cuando trabajan en equipo, “por culpa” de alguien del grupo?

Estas pueden ser las circunstancias que podrían darse en una clase en la que se haya incorporado el Aprendizaje cooperativo, sin haber pasado previamente por un fomento del clima afectivo del aula. Es requisito necesario haber incidido previamente y de manera específica en buscar cohesión de grupo, en conseguir que se respeten, se conozcan y reconozcan las bondades de cada miembro del grupo. Es esencial que entiendan que en la diferencia está la ventaja, la riqueza y lo más valioso de un grupo. Es necesario resaltar lo mejor de cada uno/a. Sólo desde este trabajo socio-afectivo previo se podrá mirar con otros ojos lo que aporta el aprendizaje cooperativo como metodología.

Proponemos un recorrido por los diferentes tipos de trabajo planteados en formato juego y actividades lúdicas para conseguir el clima adecuado en sentido afectivo y social, previo a la introducción propiamente dicha del Aprendizaje cooperativo en el aula:

Podríamos entender que el grupo va atravesando diferentes fases en su proceso de cohesión, y que las diferentes propuestas de trabajo que se desarrollan en este sentido van consiguiendo el entorno socioafectivo conveniente para instalar sobre él una metodología como es el aprendizaje cooperativo. Las características del grupo como unidad van evolucionando a medida que se incide sobre su dimensión socio-afectiva. Es como un termómetro que nos va marcando el nivel del grupo-clase en este sentido

Puedes descargar aquí el termómetro al que metafóricamente nos referimos hablando de clima afectivo de aula y de su evolución en función del trabajo realizado.