Imagen CCO Creative Commons

En este post se argumenta el valor pedagógico que posee el enfoque educativo asociado a las inteligencias múltiples, y se aporta una plantilla para programar bajo esta perspectiva, identificándose los diferentes elementos que debe contemplar. Descárgala y programa así tus unidades didácticas.

El enfoque de las Inteligencias Múltiples, desde el punto de vista científico y de la Neuroeducación puede presentar controversia en la medida en que no es fácil demostrar que el cerebro opera con “ordenadores independientes” en función de la ruta de aprendizaje que entra en juego. Parece más conveniente, según la actividad cerebral en relación con el aprendizaje, que diversificar los canales, a través de la dimensión lingüística, corporal, musical, espacial, lógico-matemática, inter o intra personal  es más relevante de cara a las múltiples conexiones sinápticas que se ponen en marcha, e incluso que se crean, fomentando así aprendizajes más significativos. Sin embargo, lo que no parece admitir cuestionamiento es el potencial pedagógico que aporta diseñar procesos de aprendizaje para el alumnado, alrededor de variadas actividades, experiencias y procesos que pongan en juego esta multiplicidad de rutas de aprendizaje, respecto al conocimiento que se pretende potenciar. Bajo cualquiera de los posibles argumentos que se han manejado para explicar cómo el sujeto aprende, esta intervención pedagógica parece satisfacer a cualquier enfoque.

La razón de ello es que la motivación estará garantizada en estos casos, dada la variedad del trabajo propuesto, por lo que estaremos proporcionando interés, entusiasmo, diversión, de manera intrínseca al propio proceso de aprendizaje. Por otra parte, es prácticamente seguro que todo alumnado, ante esta “paleta” de experiencias tan variada, encontrará en algunas propuestas mayor interés, entusiasmo y satisfacción que en otras, porque toda persona tiene unas preferencias que conectan con los propios intereses, con la habilidades más desarrolladas y con el sentimiento de satisfacción ante unas y otras prácticas. También el plantear procesos de aprendizaje basados en la teoría de las Inteligencias múltiples garantizará un “aprender haciendo” lo cual es garantía sin duda  de implicación en el proceso.

Cuando se habla de “Paleta” de actividades, o de Inteligencias múltiples, se está asemejando la que utiliza el pintor, donde se alojan los diferentes colores, con la programación que debe aportar experiencias de aprendizaje variadas, asociadas a cada una de las inteligencias que Gardner identificó, en torno al tema que se esté estudiando, contenido o unidad que se quiera abordar.

Es importante a la hora de diseñar una paleta, tener presente qué es lo que pretendemos que el alumnado aprenda, y plasmarlo en modo de objetivos y/o metas de comprensión; además esto quedará planteado en sentido curricular, con los elementos que deben siempre  estar presentes en las programaciones: los criterios de evaluación, contenidos y estándares de aprendizaje/indicadores.

¿Qué se entiende por objetivos de aprendizaje? Aquellos saberes que pretendemos que adquieran, relacionados con datos concretos que deben manejar, aplicaciones, procesos que deben conocer, etc. Cuando hablamos de metas de comprensión, nos referimos a un modelo de aprendizaje que busca ir más lejos de lo que es la mera adquisición de información. Éstas buscan generar criterio en el alumnado respecto de lo aprendido, dotarle de capacidades para ver las implicaciones de ello, en el mundo que le rodea. La manera de especificar metas de comprensión es mediante enunciados de naturaleza más reflexiva, mientras que para abordarlo en el aula serán muy útiles las preguntas abiertas, el planteamiento de casos y situaciones a resolver en relación a lo aprendido, el posicionamiento dialéctico respecto a las realidades implicadas, la búsqueda de consecuencias sobre lo aprendido, etc. Todo este enfoque confluye en lo que sería un aprendizaje práctico, útil y aplicable en la propia vida.

Toda programación  del tipo paleta de IIMM debe contemplar la manera mediante la cual será evaluado el aprendizaje y la actitud del alumnado, para lo cual se deben diseñar rúbricas, listas de control, pruebas de conocimiento, etc.

Una plantilla visual, sencilla y concreta que ayude a plasmar estos elementos serán de gran ayuda para el profesorado, a la hora de diseñar este tipo de programaciones. La puedes descargar en versión editable a continuación.

Plantilla paleta de IIMM