En este post, dando continuación al anterior, se ofrece la estructuración de áreas de trabajo a las que se pueden orientar las propuestas que componen el programa “El cuerpo entra en la clase”, aportando un ejemplo de cada tipo

¿Ya has incorporado a tu aula el programa de trabajo “El cuerpo entra en la clase”? ¿Has comprobado los efectos del trabajo corporal con tu alumnado? ¿Conoces todas las posibilidades que ofrece el uso del movimiento en el aula? ¿Sabes cómo reactivar la atención y motivación cuando tus alumnos/as están cansados/as?

“El cuerpo entra en la clase” es un programa de trabajo, que se apoya en la Neuroeducación y pretende utilizar el movimiento para que el alumnado mejore sus procesos de atención. Se basa en generar rupturas de la dinámica del trabajo de aula, dando protagonismo a breves incisos de movimiento que se pueden manejar con diferentes finalidades. Se mejora la motivación, se reactiva la atención y se mejoran los aprendizajes cuando los movimientos aportan un significado vinculado específicamente a lo que se desea que aprendan.

Todas las posibilidades que posee esta forma de utilizar el movimiento en el aula está estructurada y con grandes posibilidades de desarrollo.

Es importante saber que al llevarlo a la práctica en el aula, el profesor debe ejercer un rol de dinamizador, provocando la acción, animando, invitando a moverse, pautando claramente lo que hacer, y con un claro liderazgo sobre el grupo. Las intervenciones, se aconsejan que sean breves y cada 20-30 minutos aproximadamente. Es importante contar con una extensa batería de propuestas para cada categoría de trabajo, con la intención de variar, sorprender, ilusionar y motivar en el aula. Si estas propuestas son repetidas de la misma forma, se convierten en una rutina que pierde el interés para el alumnado y se vuelve en sentido contrario de lo que se pretende conseguir.

Las áreas sobre las que trabajar son las siguientes, las cuales algunas de ellas se diversifican a su vez en otras dimensiones de trabajo más específicas:

 

A continuación, se presenta cada una de las categorías sobre las que poder intervenir, mediante los incisos motrices, con un ejemplo de propuesta de trabajo en cada caso: