METODOLOGIAS ACTIVAS Y ESTRATEGIAS CREATIVAS DE APRENDIZAJE

METODOLOGIAS ACTIVAS Y ESTRATEGIAS CREATIVAS DE APRENDIZAJE

En este post se organizan los diferentes conceptos que últimamente han aparecido en el panorama didáctico-pedagógico, con intención de dibujar un mapa terminológico que dé orden y sentido a las nuevas metodologías y planteamientos educativos. La sociedad actual ha experimentado importantes transformaciones vinculadas al impacto de internet.  La educación no escapa de esta influencia por lo que emerge un nuevo paradigma educativo. Éste asume que el conocimiento es ilimitado, de fácil acceso y por tanto, la preparación del alumnado respecto al contenido debe orientarse a dotarle de habilidad para   seleccionarlo, generarlo, compartirlo y ser crítico ante él. Se hace necesario que los estudiantes tengan capacidad para aprender a aprender y para desenvolverse en un entorno cambiante. La formación toma un camino orientado, no tanto a la acumulación de un conocimiento estático, sino al desarrollo de competencias y actuaciones capaces de integrar lo que se sabe, con lo que se es y lo que se hace. Las aulas con planteamientos tradicionales en las que el profesorado es protagonista y el alumnado un mero receptor pasivo, están abocadas al fracaso en esta sociedad tan dinámica, y con tantas posibilidades de interactuar con los demás y con el conocimiento. Surge la necesidad de poner en marcha metodologías activas, que se caracterizan por otorgar al estudiante la posibilidad de aprender haciendo, y en paralelo desarrollar competencias como el trabajo en equipo, la planificación, la resolución de problemas, la capacidad de adaptación a nuevas situaciones,  la comunicación, etc; así como valores tales como la responsabilidad, el respeto, la solidaridad o la superación personal. Metodologías Activas     → Aprendizaje autónomo Aprendizaje cooperativo Aprendizaje dialógico Aprendizaje por...
Revisando la calidad de las Rúbricas

Revisando la calidad de las Rúbricas

Imagen CC0 Creative Commons En este post se aporta un instrumento de evaluación (lista de control o cheklist) capaz de valorar la calidad de una rúbrica que se haya diseñado para aplicar con el alumnado. Ayudará a garantizar la calidad que debe tener toda rúbrica para que verdaderamente cumpla la función que pretende. Descárgate el instrumento y revisa tus rúbricas con él. ¿Utilizas rúbricas para evaluar? ¿La observación es una de las técnicas que manejas para evaluar a tus estudiantes? ¿Has generado rúbricas? ¿En qué medida tus rúbricas son buenas? Últimamente ha proliferado mucho el uso de la rúbrica como instrumento de evaluación para valorar, tanto conductas del alumnado, como producciones concretas, o incluso interacciones grupales. Nos ofrece una nueva manera de evaluar aspectos cualitativos, intentando buscar la mayor objetividad posible. Además, dándola a conocer inicialmente al alumnado, éste orienta su trabajo hacia los criterios de calidad que le indica la rúbrica, y el trabajo resultante, siempre es más valioso. Cuando la rúbrica sirve para esto, realmente está incidiendo en mejorar el aprendizaje, que es una de las funciones más importantes de la evaluación. A la hora de construir rúbricas hay que tener en cuenta unos criterios de calidad para garantizar que cumplirá correctamente su función. Es fácil caer en errores si no lo hacemos de manera reflexiva. No debemos confundir una rúbrica con una escala; la primera debe contener descripciones muy precisas de lo que cabe esperar de la conducta o de la producción que estamos valorando, y cada descripción debe aparecer asociada a un nivel determinado de un espectro que hayamos predeterminado. A su vez cada descripción...
Manejo de los tiempos en el aula

Manejo de los tiempos en el aula

En este post se dan orientaciones sobre cómo ayudar al alumnado a controlar el tiempo a la hora de acometer su trabajo. Se parte de la premisa de que la gestión del propio tiempo es importante y tiene una clara incidencia en la planificación y en la competencia de aprender a aprender. El profesorado debe manejar una progresión que aquí se aporta, sobre cómo enseñar al alumnado a desarrollar esta habilidad. ¿Saben tus alumnos/as gestionar el tiempo que les asignas para trabajar? ¿Adecúan el nivel de profundización de la actividad al tiempo del que disponen? ¿Son eficientes al utilizarlo? ¿Invierten demasiado tiempo en trabajos sencillos? ¿Se estresan cuando comienzas a proyectarles un cronómetro digital? ¿Has llevado una progresión en el uso que puede hacerse del tiempo a la hora de trabajar? Todas estas cuestiones pueden tener difícil solución o quizá una respuesta no muy adecuada si analizamos la realidad de nuestra clase. La gestión del tiempo es muy importante como acción vinculada a la planificación, a la competencia de aprender a aprender. Pero esto hay que aprenderlo, no es suficiente con proponerlo. Para la realización de trabajos individuales, para poner en práctica el Aprendizaje Cooperativo, para rentabilizar el  esfuerzo por muchos motivos, aprender a manejar el tiempo de forma óptima requiere un aprendizaje. Es muy conveniente marcar una progresión. Desde que el niño/a es pequeño/a y está en Educación Infantil ya se puede empezar a pautar el tiempo de trabajo con relojes de arena, que ofrecen una información muy visual del paso del tiempo, o con la asociación de una duración concreta para ellos (una canción, por ejemplo) pasando...
Acompañamiento pedagógico, ¿qué sienten los profesores?

Acompañamiento pedagógico, ¿qué sienten los profesores?

Imagen CCo Creative Commons “Acompañamiento pedagógico” Formación en centros educativos El objetivo fundamental de este tipo de formación es una consolidación real de la innovación en el Centro; sesiones en formato taller, con metodologías activas, y basadas en “aprender haciendo”. Ponemos en marcha todo lo necesario para garantizar que todo lo aprendido por el profesorado llegue realmente al aula; cuidar este aspecto es sencial y garantiza el éxito del progreso pedagógico. Estas son algunas reflexiones acerca de cómo se sintieron los docentes en el proceso de transformación pedagógica   Me ha gustado mucho la manera de abordar esta metodología; yendo paso a paso desde el principio y abarcando las posibles dudas al mismo tiempo.   Mi agradecimiento a la ponente por hacer vencer ese miedo a la nueva metodología   Ha sido productiva   He conseguido perder ese miedo a las nuevas metodologías   Es muy útil el material facilitado en el curso                     Formación sobre Aprendizaje Basado en Proyectos                  Profesores Colegio Santa Apolonia de Santiago de Compostola     La posibilidad de adaptaración del curso a las necesidades del centro.   Sesiones muy preparadas por parte de los ponentes, con muchos recursos   Me ha dado la posibilidad de coordinarme con los compañeros   Lo más positivo ha sido la parte práctica. La parte en la que exprimentas lo que has aprendido previamente.                   Formación sobre Aprendizaje Servicio           Profesores del Colegio Sagrada Familia de Cuenca     He aprendido cosas nuevas y eso me gusta. La tecnología no es mi fuerte pero veo que trasteando y con buenos consejos todo se aprende.  ...
Termómetro afectivo de clase vinculado al Aprendizaje Cooperativo

Termómetro afectivo de clase vinculado al Aprendizaje Cooperativo

En este post se hace ver la necesidad de trabajar de manera específica sobre el clima socio-afectivo del grupo como paso previo a la incorporación del Aprendizaje Cooperativo. Se propone un recorrido a través de diferentes juegos y dinámicas, orientadas de manera secuencial a generar el clima deseado. La disposición del grupo va evolucionando a medida que se trabaja desde esta perspectiva. El proceso se podría asemejar a un termómetro en el que el nivel de clima socioafectivo va cambiando. ¿Has querido introducir Aprendizaje cooperativo en tu aula y has sentido que el grupo no estaba preparado para ello? ¿Has puesto en marcha estructuras propias de esta metodología y los componentes de los grupos se han hecho reproches o comentarios inapropiados? ¿Se sienten que salen perdiendo cuando trabajan en equipo, “por culpa” de alguien del grupo? Estas pueden ser las circunstancias que podrían darse en una clase en la que se haya incorporado el Aprendizaje cooperativo, sin haber pasado previamente por un fomento del clima afectivo del aula. Es requisito necesario haber incidido previamente y de manera específica en buscar cohesión de grupo, en conseguir que se respeten, se conozcan y reconozcan las bondades de cada miembro del grupo. Es esencial que entiendan que en la diferencia está la ventaja, la riqueza y lo más valioso de un grupo. Es necesario resaltar lo mejor de cada uno/a. Sólo desde este trabajo socio-afectivo previo se podrá mirar con otros ojos lo que aporta el aprendizaje cooperativo como metodología. Proponemos un recorrido por los diferentes tipos de trabajo planteados en formato juego y actividades lúdicas para conseguir el clima adecuado en...
Proyectos de aula, interdisciplinares y de centro al aplicar ABP

Proyectos de aula, interdisciplinares y de centro al aplicar ABP

En este post se ofrece una secuencia en el uso de la metodología ABP en cuanto al nivel de complejidad que pueden tomar los proyectos. Desde aquellos que pueden ser llevados a cabo desde una única asignatura, implicando a un solo profesor o profesora hasta aquellos que pueden implicar a todo el centro, con verdaderas acciones de coordinación, tanto en sentido horizontal como vertical. La metodología de proyectos, también llamada ABP (Aprendizaje basado en proyectos) supone generar en el alumnado la necesidad, interés y curiosidad por aprender para satisfacer un interrogante, un reto o una propuesta de investigación que se le lanza. Además, es necesario que el proceso que lleve a cabo, tenga conexión con la vida real y poder garantizar así, que lo que aprende tiene sentido; que será algo práctico y estará contextualizado. Precisamente esta circunstancia demanda que los aprendizajes estén interrelacionados entre los que son propios de las diferentes áreas o materias. El currículo oficial está muy fragmentado en los diferentes saberes que se vinculan a cada disciplina, y precisamente esto provoca aprendizajes artificiales, descontextualizados de la realidad, que dificultan considerablemente la aplicación de la metodología de proyectos. Los aprendizajes en la vida son integrales, no responden a criterios de atomización, por lo que podría decirse que el enfoque curricular que aporta el sistema educativo, no ayuda en este sentido. En realidad dificulta la aplicación del ABP en las aulas. A la hora de diseñar proyectos, la coordinación entre profesores/as que impartirán asignaturas con presencia en el proyecto es muy necesaria. Una gran dificultad es que en ocasiones no disponen del tiempo suficiente para trabajar conjuntamente,...